“Hacienda del Apantle de la Santa Cruz, recuerdos de sus alrededores.” 27 K, ¿Dónde quedó el Tesoro de Los Plateados?:

DSC01599EscudodelApantle de la Santa CruzFlat

27 K, ¿Dónde quedó el Tesoro de Los Plateados?:
Los que se atrevían a recorrer a lomo de mula los caminos entre Acapulco y México, en pleno siglo XIX, frecuentemente eran asaltados. La más importante banda de asaltantes que asolaban los caminos, en el territorio que hoy es Morelos, se llamaron Los Plateados. Era basto su conocimiento del territorio de lo que hoy es el estado de Morelos y Puebla desde Jonacatepec, Tlayacapan y Yautepec. Se escondían en cuevas y barrancas. Su crueldad, su audacia y métodos sorpresivos, anulaban la capacidad de respuesta de la presa. Como resultado de las “expropiaciones”, acumularon un gran tesoro.
Al ser informado el Presidente Benito Juárez, sobre las acciones de la banda de malandrines, dio la orden de aniquilarlos. Fueron pasados por las armas.
Desde entonces y por más de un siglo la pregunta obligada era ¿Dónde quedó el Tesoro de Los Plateados? Buscadores de tesoros rascaron en las ruinas de la Hacienda de Xochimancas, guarida preferida de Los Plateados, y en otros lugares, porque al parecer, Los Plateados lo ocultaron en varios lados.
Finalmente, cuando construyeron el nuevo carril de la carretera Cuernavaca a Cuautla, siendo gobernador don Lauro Ortega Martínez 1982-1988, encontraron el Tesoro de Los Plateados, al pié del Cerro de Las Tetillas.
El ingeniero, responsable de la construcción, contó que antes de encontrar el tesoro sucedió un hecho misterioso, en el transcurso de la construcción del nuevo carril de la carretera. Un pliegue de la montaña rocosa no cedía al impacto de la dinamita; cuando un peón lo llamó para mostrarle una mano negra que salía de la montaña, como reteniendo, las rocas. El gobernador Lauro Ortega presionaba a los constructores para concluir la carretera en el menor tiempo posible porque el tráfico vehicular Cuernavaca-Cuautla durante muchos meses fue desviado vía Tepoztlán, triplicando el tiempo de recorrido. El Ing. fue a solicitar su consejo a un sacerdote amigo en Yautepec: ¿cómo hacerle para superar el obstáculo interpuesto por la mano negra? El sacerdote acompañó al Ingeniero Murillo y mediante bendición eliminó a la misteriosa mano y la roca se desgranó al primer dinamitazo.
Una vez encontrado ¿Donde quedó el tesoro de Los Plateados? Definitivamente no se le quedó al Ing. Luis Murillo. Y al ex gobernador del estado de Morelos don Lauro Ortega Martínez, ni como preguntarle, ya murió. Y el entonces administrador de la construcción y hoy en día próspero comerciante de autos en Cuernavaca, don Próspero Deger, es muy difícil que nos saque de la duda, y menos que nos diga la verdad.
El Tesoro que mediante asaltos y confiscaciones más de un siglo tardaron en reunir Los Plateados…que resistió dentro de una cueva el acoso de la ambición humana, finalmente se hizo humo. Así es…ajá…por Alejo Pichardo Hernández

Hacienda del Apantle de la Santa Cruz: http://www.facebook.com/delapantle.

Muebles Zeromadera: http://www.ramsol.com

Acerca de elincansable

elincansable, Ingeniero, Empresario, Designer , Ambientalista, Corredor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: