Las haciendas azucareras en la región de Cuernavaca-Cuautla, 31 K

IMG_3156

“Hacienda del Apantle de la Santa Cruz, recuerdos de sus alrededores”

El establecimiento de trapiches e ingenios en la región de Cuernavaca-Cuautla comenzó prácticamente con la colonia. De manera que alrededor del año 1600 ya funcionaban en la zona doce ingenios de diferentes magnitudes, aunque el perteneciente al conquistador Hernán Cortés era el de mayor producción. En 1900, alrededor de treinta plantaciones de caña ostentaban casi toda la tierra de Morelos. Después de la Revolución casi todas dejaron de funcionar. Entonces se levantó un gran ingenio cooperativo: Zacatepec.

Según el tipo de propiedad, en la Nueva España existieron dos tipos de ingenios: el de propiedad privada y el perteneciente a órdenes y colegios religiosos; este último fue más común.

La industria azucarera fue iniciada con la instalación de los primeros ingenios, en la Nueva España por Cortés en Santiago Tuxtla, Ver., alrededor de 1526. En Morelos fue Antonio Serrano de Cardona quien, cerca de Cuernavaca, Axomulco, alrededor de 1530, instaló el segundo ingenio de la Nueva España —y el primero de la de la zona—. El tercer ingenio fue construido por Cortés cerca del de Serrano Ruiz de Velasco en Tlaltenango, se comenzó en 1524 y se terminó en 1535.

Se cuenta que en 1937 aún se podía ver la base de un molino de agua, parte de un acueducto y algunos muros de pie con distintivos y con la fecha de 1535. Este lugar se ubica a tres kilómetros del centro de Cuernavaca, por donde pasaba en ese entonces el camino real se encuentra hoy en día la avenida Emiliano zapata. También se puede visitar una capilla que data de esa época, cerca de la iglesia de lo que era el poblado de Tlaltenango y la iglesia del Señor san José y el Señor de la Misericordia (del calvario).

En 1553 el ingenio de Axomulco fue comprado por los herederos de Cortés, quienes lo desmantelaron e integraron al ingenio de Tlaltenango.

En 1531, Hernán Cortés cedió territorios de sus marquesado a sus allegados; entre ellos a Bernardino del Castillo, a quien concedió treinta y cinco hectáreas de terreno del barrio de Amanalco para la creación de un ingenio azucarero. Éste funcionó hasta el siglo XVIII, su último dueño fue Diego Caballero.

Hacienda del Apantle de la Santa Cruz: http://www.facebook.com/delapantle.

Muebles Zeromadera: http://www.ramsol.com

Acerca de elincansable

elincansable, Ingeniero, Empresario, Designer , Ambientalista, Corredor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: