General Emiliano Zapata Salazar, Suite 2

IMG_0956

“Hacienda del Apantle de la Santa Cruz, recuerdos de sus alrededores”

En septiembre de 1909, Emiliano Zapata fue elegido calpuleque (jefe, líder o presidente en náhuatl) de la Junta de Defensa de las Tierras de Anenecuilco, fue a partir de entonces que comenzó a examinar documentos de la época del virreinato que certificaban los derechos de propiedad de los pueblos sobre sus tierras. Las Leyes de Reforma, en particular la Ley Lerdo que obligó a las corporaciones civiles a vender o a expropiar las tierras improductivas, habían negado estos derechos. Cabe decir que este hecho fue el que provocó que en ese entonces algunos líderes indígenas, como Tomás Mejía, brindaran su apoyo a los gobiernos conservadores mexicanos y al Segundo Imperio. Fueron muchos los que se beneficiaron de estas leyes y aumentaron la extensión de sus propiedades de manera ilegítima, al reclamar la posesión de zonas comunales que los pueblos no trabajaban.

Fue así como Zapata comenzó la lucha social que lo llevaría a ser un dirigente agrario en su entidad. Su primera intervención política fue en 1909, durante las elecciones para gobernador de Morelos. Él brindó todo su apoyo a Patricio Leyva, oponente de Pablo Escandón, candidato de los latifundistas.

En mayo de 1910 recobró por medio de la fuerza las tierras de Villa de Ayala, las cuales eran resguardadas por el jefe de policía, José A. Vivanco, y se las entregó a los campesinos del lugar. Después de esto se vio obligado a huir, pues el gobierno lo declaró bandolero. Meses después, colaboró en la reunión que se realizó en Villa de Ayala, Morelos, para delinear lo que sería el Plan de Ayala.

Siendo Madero presidente de la República, las desavenencias no cesaron. Zapata y Madero tuvieron un encuentro en el Palacio Nacional que derivó en una dura discusión. Al ofrecerle Madero a Zapata “como pago a sus servicios a la Revolución” una hacienda en el estado de Morelos, Zapata, lleno de cólera, le contestó con mueca de amenaza, al tiempo que aporreaba violentamente su carabina 30-30 sobre el escritorio del presidente:

“No, señor Madero. Yo no me levanté en armas para conquistar tierras y haciendas. Yo me levanté en armas para que al pueblo de Morelos le sea devuelto lo que le fue robado. Entonces pues, señor Madero, o nos cumple usted, a mí y al estado de Morelos lo que nos prometió, o a usted y a mí nos lleva la chichicuilota.”

El 25 de noviembre de 1911, Zapata emitió el Plan de Ayala, escrito por Otilio E. Montaño. Éste sería el estandarte de la ideología de los campesinos morelenses. En él se demandaba la emancipación de los indígenas y el reparto de los latifundios creados durante el Porfiriato. Además, Francisco I. Madero era desconocido como presidente y se nombraba a Pascual Orozco jefe legítimo de la Revolución Mexicana. El documento postulaba que, dado que no se habían cumplido las promesas al campesinado, la vía de las armas era la única para alcanzar la justicia.

Hacienda del Apantle de la Santa Cruz: http://www.facebook.com/delapantle.

Muebles Zeromadera: http://www.ramsol.com

Acerca de elincansable

elincansable, Ingeniero, Empresario, Designer , Ambientalista, Corredor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: